jueves, 24 de febrero de 2011

Yeah



Canción que me acompaña en mi paseo de ida a trabajar.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Pensamiento y primavera


Un pensamiento y una primavera adornan mi habitación.
Ambos en macetitas de plástico con platos de colores.
El uno morado y blanco y la otra fucsia y amarilla.

Desde siempre crecí rodeada de tiestos y mamé el amor a las plantas. No es que tenga una mano especial para tratarlas, pero me atraen los hogares llenos de verde, vivos. Me gusta ver como evolucionan, florecen, se marchitan.

En esta ciudad en la que aún soy la extraña, quiero pensar que tengo dos seres vivos que dependen de mí.
Sé que es una idea absurda y estúpida, pues es obvio los vegetales no tienen un sistema nervioso que les permita sentir dolor o necesidad alguna; si les falta el agua, la luz o el sustrato, simplemente dejan de funcionar como si de máquinas se trataran.
Pero en cierto modo me hacen compañía, alegran mi espacio, le dan color y me atan de alguna manera a un lugar con el que aún tengo pocos lazos.


[d(*.*)b Sonando: In the heat of the night, Bryan Adams]

lunes, 21 de febrero de 2011

Palavras muito bonitas III

Maresía.




En castellano no hay una palabra que defina este concepto, pero corresponde en portugués al olor a mar y a la sensación de humedad y salitre en el aire.

La palabra es casi tan hermosa como su efecto sobre el rostro de quien camina perdiendo la vista en el Océano.




Qué maravilla sentir de nuevo la maresía en todos los sentidos.



... Vende sonho e maresia,
Tempestades apregoa.
Seu nome próprio: Maria,
Seu apelido: Lisboa...

-Amália Rodrigues-

viernes, 18 de febrero de 2011

Hoy

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo depende en parte de ti.

Hay que luchar con todas las fuerzas para cambiar las cosas que necesitan y que están abiertas a modificaciones.
Pero hay que emplear casi tanta energía en exprimir al máximo lo que nos abruma y nos desagrada pero que no admite cambio alguno. Buscar la parte menos mala y explotar todo el potencial contenido en ella, sin retroalimentar el agobio y la autocompasión en los que casi siempre caemos.

Para mí, en el equilibrio entre ambos está la capacidad de hacer de cada mañana una oportunidad.



Cada día es una pelea.
En unas horas empieza el nuevo combate.
Duro con él.



miércoles, 16 de febrero de 2011

Historias diarias I, II y III

Una anciana llega de buena mañana.
Está medio ciega, se desplaza con ayuda de un bastón pero su paso es ágil. Habla del tiempo, del presente, del futuro y me cuenta su vida en lo que corto los cupones de sus recetas.
Tiene noventa y dos años y hace casi cincuenta que quedó viuda. Me habla con orgullo de cómo sacó adelante a sus hijos, cómo luchó por los suyos cuando todo estaba en su contra.
Y cada palabra la pronuncia con una sonrisa, una serenidad y un espíritu que contagian a todos los que estamos presentes.
Cuando acabo, coge la bolsa con sus veintitantos paquetes (es su tratamiento para dos meses), da los buenos días y se marcha a pasitos cortos.


------------------------------------------------------------------------------------------

Una chica llega con un dolor muy fuerte. Su médico no le ha atendido, y viene realmente nerviosa. Nos explica lo que le pasa entre lágrimas, rozando el ataque de ansiedad.
Tiene una contractura en la espalda, pero también nervios, estrés y un examen por la tarde.
Está sola, necesita alguien que la aconseje, alguien que la escuche.
Cinco minutos después, deja de llorar. Diez minutos después, se relaja. Tras quince minutos, se marcha con unas ampollas de metamizol y los músculos y el ánimo visiblemente más relajados.


-------------------------------------------------------------------------------------------


-¿Es la primera vez que toma estas pastillas? Pueden producirle sequedad bucal y mal aliento, no se asuste, es normal. Si le ocurre, vuelva y le damos algo para solucionarlo.
-....

-Oye, la verdad es que así da gusto. Cómo dais explicaciones, contais lo que pasa, ayudais a las personas. En otro sitios este negocio parece un estanco, pero vosotras os implicais y eso se nota.
-Gracias a usted.

Buena chica





Si quieres comprar algo, tengo todo.

jueves, 10 de febrero de 2011

Corcho


Parece que llevo aquí un mes.
Parece que los días son más largos.
En horas de luz, pero también en horas físicas. Y en horas químicas. Y en horas cromáticas.

Por el día, me rodean cajas, paquetes y bultos de todos los tamaños, papeles rojos y verdes que nunca cuadran, mucho dinero (ni un duro mío) y muchas, muchas, muchas personas.
Abro los ojos, las orejas, me envuelve el olor que tanto me gustaba de pequeña.

A estas horas me rodean paredes de corcho y unos recortes de revista.
Abro la piel, el alma, al fin y al cabo, la vida está hecha de Retales y éste aún es poroso y tosco.

Canciones y fotos que vinieron conmigo, el uniforme arrugado en una silla de playa, una botella de agua vacía, una manzana, una pulsera.
Compré velas, pero no mechero.


Espero ser capaz de poder llegar a echar de menos este sitio.



[d(º.º)b Sonando: Waiting for you, Ben Harper]

lunes, 7 de febrero de 2011

Nuevo




Nuevo vagón.
Nuevos zuecos.
Nuevos pósters.

Nueva vida.


Vieja sonrisa.
Y nervios.



Mientras hago la maleta, suena Tracy y me doy cuenta de que llevo mucho tiempo soñando con este momento.
Por fin desde cero, por fin todo nuevo, por fin todo por delante, y yo mirándolo insomne antes de hincarle el diente.

Starting from zero, got nothing to lose...


[d(O.O)b Sonando: Fast car, Tracy Chapman]

martes, 1 de febrero de 2011

Respirar

Qué angustiosa es la sensación de darse cuenta de que estás respirando y tener que hacerlo conscientemente.

Qué inevitable es contener la respiración.

Qué necesario es llenar el pecho de aire hasta que no quepa un mililitro más.




Give me a taste of something new
To touch to hold to pull me through
Send me a guiding light that shines
Across this darkened life of mine

To those who have and who have not
How can you live with what you've got?
Give me a touch of something sure
I could be happy evermore


Esta letra insufla oxígeno directo hasta las arterias.