viernes, 31 de diciembre de 2010

Será

No me gustan los ránkings, ni los propósitos, ni los balances.
Miento, me gustan pero no en días como hoy.
Esta vez sólo hay una pequeña cosa a cambiar.

Imperativo de año nuevo: VIDA NUEVA.






This year’s love had better last
Heaven knows it's high time
And I've been waiting on my own too long


jueves, 30 de diciembre de 2010

Desaparecida...

...pero feliz entre juguetes, mocos y papillas.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

Tonight

Time is never time at all

You can never ever leave without leaving a piece of youth

And our lives are forever changed

We will never be the same

The more you change the less you feel




Última noche...ahora sí que sí.


domingo, 19 de diciembre de 2010

Violín


La armonía que desprende este hombre es difícil de explicar para quien no lo haya disfrutado nunca paseando por Salamanca.
Su franca sonrisa, su humildad, su virtuosismo en cualquier rinconcito entre transeúntes, compradores agitados y turistas impasibles crean un contraste en el que él parece llegado de otro planeta, ajeno al ruido, con su precioso perro dormitando a sus pies.
Con sus manos enfundadas en guantes sin dedos, coge el violín con todo el cariño y desprende melodías que rasgan el alma a quien se para a escuchar.
Sonriendo, siempre sonriendo.

Hoy, dentro de las cosas que había de hacer antes de irme, le he echado una moneda en agradecimiento a tanta magia y la respuesta de su cara me ha iluminado la tarde.

Forma parte de la Plaza del Liceo, de la Calle Zamora y de Los Bandos.
Día tras día, bajo el sol de agosto o en tardes invernales como la de hoy, a varios grados bajo cero.
Embellece esta ciudad de una manera tan auténtica como la Catedral o las Conchas, pero mucho más humana.







Tantas vidas ha tocado, que 5.756 personas le admiramos en Fb.
Gracias a este movimiento, recientemente le han hecho un homenaje y tengo entendido que emitirán una entrevista próximamente.
http://www.facebook.com/?ref=home#!/pages/El-hombre-que-toca-el-violin-en-la-plaza-del-Liceo-Salamanca/259374073381


Gracias, Michael.

Busco un lugar

Busco un lugar en esta ciudad,
donde esconderme de la corriente que me lleva.
Río de lava que todo lo arrasa,
floto en el tedio, oscuro viaje hacia el infierno.
Busco ese lugar.

Dime la verdad, poco me queda;
querría perderme, huir para siempre, echar a volar.
Lluvia de otoño que tarde llega,
haz que en la arena que me rodea crezca la hierba.
Dime la verdad.

Y descubrir que algo se mueve junto a mí;
y decidir sobre la marcha adonde ir;
y despertar, abrir los ojos y encontrar, que nada sigue igual.

Busco un refugio en el camino,
donde a solas pasen las horas y tenga sentido.
Ven a mi cama, duerme conmigo,
entra en mis sueños porque hace tiempo que me he perdido.

Ven a mi cama, duerme conmigo.





Como siempre, las canciones que aciertan en el centro de la diana son las que llegan de rebote, ayer escuché los primeros tres segundos y hoy ha sonado un millón de veces completa.

Tengo una relación extraña con este hombre, la mayoría de lo que compone (sobre todo lo más moderno) me aburre soberanamente, pero hay temas que me tocan en lo más hondo.

Este Duerme Conmigo es el ejemplo.




Canción de paredes desnudas para una noche de estanterías vacías.


sábado, 18 de diciembre de 2010

glups

Desmantelando...
haciendo maletas,
despegando pósters,
doblando recuerdos
y empaquetándolo todo para el adiós definitivo.



Lo malo no es irse,
lo malo es estar yéndose y ni siquiera saber a dónde.
.
..
...
Bueno, quizá lo malo sí sea irse.






[o(d_b)o Sonando: Álbumes de fotos, Pablo Moro (sueños que se vuelven locos, recuerdos con sabor a caramelo...)]

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Me pregunto

Viñeta de hoy de Erlich.
Siempre tan oportuno...




[d(o.o)b Sonando: Looking at my back door, Creedence Clearwater Revival]

domingo, 12 de diciembre de 2010

A buscarme

¿Sabes que me jode también? Lo que más de todo... que no te puedan ir a buscar a la salida... A mí es lo que más me gustaría. Trabajar en un despacho de lo que sea, da igual, pero que me vayan a buscar a la salida. ¿Te imaginas?(...). Fijate, ya sólo decirlo es la hostia: " Ven a buscarme "

Caye, Princesas

Stop whispering




Exactamente eso...olvidar los susurros y empezar a gritar de una vez.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Efecto placebo

Y mientras me estudio los ensayosclínicosconcontrolrecuerrenteconplacebo(zzz)...suena esto:




In this bitter end...



¡Ah! Y feliz día de los Derechos Humanos.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Lagrimita

Acabé esta serie.
Durante unos meses me ha acompañado día a día y realmente me ha parecido increíble.

He visto como estos seis personajes separaban sus caminos, a unos días de alejarme yo de aquí.
En otro momento no me hubiera impactado tanto este final (nada sorprendente), pero dadas las circunstancias, me ha dejado con el alma en un puño.



Qué tonto emocionarse con un capítulo y qué absurdo echar de menos a unos actores y a un guión pero...hoy me he quedado un poco huérfana.



[d(l.l)b Sonando: Give Peace a Chance, John Lennon. Hoy hace 30 años de su asesinato]
8 días

3 exámenes

1 final

¡Jerónimoooooooooooooooooo!

viernes, 3 de diciembre de 2010

Últimos

En apenas unos días me voy.
Dejo atrás cuatro años y medio de mi vida, posiblemente los más importantes de mi existencia.

No acabo aún, quedan exámenes y prácticas y pseudoproyectos y créditos, pero hoy tuve mi última clase.
Recuerdo la primera, la clase de bienvenida a los alumnos de primero a la que llegamos sin apenas dormir por culpa de las novatadas del día anterior, aquella noche de nervios en la que tuvimos que dejar la vergüenza en casa y fue el principio de todo.
Recuerdo aquella semana en que tomé contacto con la resi, los bares, el ambiente, la gente, la universidad...todo mezclado entre ilusión y expectación.
Recuerdo las primeras prácticas, cada una de las épocas de exámanes, cada una de las fiestas de la facultad.
Miro atrás y veo gente que vino, que se fue, que no valía la pena, veo a la gente que perdurará.
Paso por los tres sitios en los que me alojé (y hoy aún me alojo), pero que ya no volverán a ser mi casa. Porque dentro de un mes no tendré casa aquí.

Sin embargo, miro el calendario y me veo donde nunca creí que llegaría, vuelvo a un final agridulce, agobiante, con tantas cosas pendientes de hacer y con una única ocupación a tiempo completo.

No sé hacia donde voy, y tampoco tengo muy claro qué dejo atrás.
Sé que hay muchas cosas que le debo a esta ciudad, muchas cosas que nunca hice y que nunca le dije a Salamanca.
Sé que la buscaré en los mapas y en mi recuerdo, y que jamás la hallaré tan bella y tan real como la veo ahora, a través del cristal de la biblioteca mientras caen los copos de nieve en el ocaso de mi vida de estudiante.



Supongo que esta canción la inspiró una mujer, pero para mí hoy tiene todo el sentido dedicársela a una ciudad:


A medio pulmón (a Salamanca):

A medio pulmón, hay cosas que te debo
Alguna canción, un corte de pelo, un baño de espuma
y echarte más de menos.

Si vuelvo a nacer, te busco sin duda
Detrás de la luna, del amanecer dónde te desnudas
Donde tengo las de perder.
Me quedaron cien, cositas en el tintero
Sobraba papel, camita de versos, mirada de duda
Pronóstico de cáncer en el cenicero.

Y tú te diste cuenta sin mirar atrás
Que todos mis arterias precisan de aire
Que todas las neuronas que vienen del mar
Gustosamente me conceden su baile
Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije

Son las camareras que aliñan la receta
de la madrugada
Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada
Por lo que enfermo y lo que curo
por lo fumo por lo que encarta
tienen la culpa que entre mi ropa
siempre haya bragas
Que siempre voy a ras de cielo
y me acuesto en el techo de la mañana
Que a fin de cuentas
son por las cosas porqué te fuiste
Por las cosas que nunca te dije.

A medio pulmón, hoy duermo en el suelo

La televisión un cuento de nada,
se me escapa el tiempo
yo sigo tejiendo mi tela de araña
Y ya no habrá más "donde estas que no te veo"
ni muertos de miedo
ni estatuas de sal, ni güisqui sin hielo
ni gotas de leche que lleguen al techo.

Tú querías oír cosas que nunca te dije

ni pienso decir están de otra forma en cada silencio
en cada muerte que sustento por ti.
Y tú te diste cuenta sin mirar atrás
Que todos mis arterias precisan de aire
Que todas las neuronas que vienen del mar
Gustosamente me conceden su baile
Otra vez el significado ha sido equivocado.

Las cosas que nunca te dije

Son las camareras que aliñan la receta
de la madrugada
Que tu buscabas en mis bolsillos y no había nada
Por lo que enfermo y lo que curo
por lo fumo por lo que encarta
tienen la culpa que entre mi ropa
siempre haya bragas
Que siempre voy a ras de cielo
y me acuesto en el techo de la mañana
Que a fin de cuentas
son por las cosas porqué te fuiste
Por las cosas que nunca te dije.

Carlos Chaouen

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cuenta atrás

Última vez que cojo una pipeta.
Última vez que imprimo unas diapositivas.
Última vez que entrego un seminario.

Esto se acaba.
Quedan días y no tengo tiempo de saber si me da pena.